El Festival Ebrovisión, que se celebrará en Miranda durante los próximos días 1, 2 y 3 de septiembre, ha logrado vender 20.000 localidades y colgar el cartel de ‘no hay entradas’ a falta de más de un mes para que se celebre el evento.

Este hecho, teniendo en cuenta además que no se han publicado siquiera el cartel con los artistas que visitarán la ciudad del Ebro para ofrecer sus actuaciones, resulta «algo realmente increíble y maravilloso» para la Asociación de Amigos de Rafael Izquierdo que organiza el festival y para su presidente, Ramiro Molinero.

Para Molinero, esto deja claro las ganas existentes entre la gente de celebrar los 20 años de vida del Ebrovisión y de «esta locura que les planteamos con cartel sorpresa».

Asimismo, el hecho de haber agotado las entradas habla de los «fiel y comprometido» que es el público que asiste al Ebrovisión, además de escenificar las ganas con las que cuentan aficionados, artistas y organizadores de poder celebrar el festival en todo su esplendor tras dos años de cancelaciones y variaciones obligadas a causa de la pandemia de coronavirus.

Dentro de la asociación organizadora del festival se entiende esta respuesta del público como el fruto a dos décadas en las que se ha puesto siempre a los asistentes por encima de todo. «Para nosotros lo más importante ha sido cuidar a nuestro público porque sin ellos no habría festival», declara el presidente de la Asociación de Amigos de Rafael Izquierdo.

Cuestionado por qué ha supuesto para una ciudad como Miranda la existencia de un evento como el Ebrovisión, Molinero destaca el renombre que le ha dado el festival a la localidad. «Ebrovisión ahora va de la mano con Miranda, mucha gente del país relaciona ambos conceptos y eso es muy bueno para ambos», concluye Molinero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here