El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este viernes que Castilla y León aplicará el toque de queda en toda la Comunidad este mismo fin de semana.

Alfonso Fernández Mañueco, ha realizado este anuncio en la rueda de prensa posterior a la reunion con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, a quien ha trasladado la necesidad de adoptar medidas «cuanto antes» ante la situación de extensión del virus que se vive actualmente y el consiguiente aumento de la presión sobre el Sistema Público de Salud. Así, y con el objetivo de no volver a la “dramática” situación vivida en marzo, ha asegurado que la Junta de Castilla y León implantará el toque de queda este mismo fin de semana.

Para ello, los servicios jurídicos del Ejecutivo autonómico están estudiando y trabajando en la mejor fórmula jurídica que pueda dar respuesta urgente y extraordinaria a la actual situación de expansión creciente del virus y el aumento de la presión sobre el sistema sanitario.

Aunque todavía no se ha concretado el horario de esta nueva medida, el Gobierno autonómico valora las 21:00 o 22:00 como límite para este toque de queda en la región.

Una vez que se aplique este toque de queda, concluirán las medidas de restrición perimetral aprobadas y puestas en marcha en varias capitales de provincia como León, Burgos, Palencia o Salamanca. En el caso de la provincia burgalesa, también se levantarían los confinamientos de Aranda de Duero y Miranda de Ebro. También se advierten otras medidas como la reducción de los aforos y de los horarios de apertura de los locales.

Fernández Mañueco ha recordado que en Castilla y León se ha trabajado mucho para reforzar el Sistema público de Salud, aumentando el número de rastreadores, test, camas UCI, equipos de protección y personal. Sin embargo, y ante la intensidad de la nueva ola, el presidente ha recordado al Gobierno que los principales problemas de la sanidad siguen siendo la financiación, la falta de profesionales, y la necesidad de unos criterios comunes.

En este sentido, y ante la petición de Castilla y león, realizada en el día de ayer en el Consejo Interterritorial de Salud para declarar el toque de queda en la Comunidad, el presidente de la Junta ha insistido en que a las comunidades les corresponde ejecutar las medidas, por duras que sean, pero es necesario que sea el Ejecutivo central el que determine cuáles deben ser los indicadores y niveles homogéneos e iguales para todos.

El presidente ha destacado que la Junta ha actuado siempre con coherencia y ha mantenido la misma posición. Desde el principio, según ha insistido, el Gobierno autonómico ha actuado desde la máxima colaboración institucional, anteponiendo la protección a las personas y buscando una posición de unidad.

Fernández Mañueco ha subrayado que son las medidas que se basan en criterios científicos las que contribuyen a proteger la vida y la salud de las personas, ya que el virus no entiende de fronteras administrativas ni de criterios ideológicos.

Por último, el presidente ha insistido en la necesidad de intensificar la llamada a la responsabilidad individual, sobre todo en el ámbito sociofamiliar.

Esta medida será efectiva, una vez se publique en el Boletín Oficial de Castilla y Léon.

Artículo anteriorProrrogado el confinamiento perimetral en Miranda 14 días más
Artículo siguienteEl confinamiento de Miranda decae este sábado con la entrada en vigor del toque de queda

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí