Mañueco dijo en Burgos que defenderá la bajada de impuestos frente a Sánchez, incluso recurriendo a los tribunales.

Fernández Mañueco visitó Burgos y se reunió con todos los candidatos populares de la región a las Cortes de Castilla y León, acompañado por el presidente del PP burgalés Borja Suárez y por el candidato número uno por la provincia Angel Ibañez.

Focalizó hacia Sánchez sus críticas en esta precampaña y dijo que no permitiría que el Gobierno de España suba los impuestos en la comunidad, por lo que blindaría la fiscalidad, llegando a los tribunales si fuera necesario.

Anunció varias medidas para mejorar la tributación de autónomos, ayudar al alquiler de viviendas para jóvenes, llegando al 75% en el medio rural. Bajadas en el Impuesto de Transmisiones del 8% al 3%, eliminandolo cuando las adquisiciones corresponden a bienes situados en el medio rural, y que estas ayudas se concedan independientemente al volumen de los ingresos que tengan. Habrá, dijo, bajadas en el IRPF y reiteró que «no se van a reponer los Impuestos de Sucesiones y de Donaciones»

También se refirió a Sánchez como el presidente del Gobierno que está troceando España, usando el idioma como herramienta y dice que están sacrificando el castellano, apoyando las políticas independentistas que no permiten elegir a las familias la lengua o el centro donde deciden estudian.

Se refirió al reparto de los fondos europeos, afirmando que les están repartiendo entre los «amigos y socios de Sánchez» aludiendo a la necesidad de pertenecer a Europa en provincias como Burgos, potencia industrial sobre todo en el sector del automóvil y aeroespacial.

Artículo anteriorEl PSOE pide para Valpuesta el reconocimiento como cuna del castellano
Artículo siguienteEl Mirandés salva un punto en Santo Domingo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí