Como ya es habitual, son muchas las decoraciones que desde hace años el Ayuntamiento de Miranda de Ebro implanta en varias de las carreteras de la ciudad.

Desde este jueves, una figura de Rodrigo Díaz de Vivar preside la intersección entre la calle Arenal y la calle El Cid.

Los trabajos de pintado, que tuvieron lugar la mañana del pasado miércoles, finalizaron alrededor del mediodía, cuando se restableció la circulación.

La pintura de El Cid se suma a otras en la ciudad como el ya conocido paso de vaca, que atrajo tanto alabanzas como críticas el pasado año 2019.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí