La penúltima etapa de la Vuelta Ciclista a España se disputará en la provincia de Burgos. El día 7 de septiembre los ciclistas partirán desde Villarcayo hasta llegar al Picón Blanco en Espinosa de los Monteros.

188 kilómetros de montaña con 4.000 metros de desnivel y 7 puertos que hacen que la etapa de las Merindades sea la más importante de la vuelta tal y como ha asegurado Javier Guillén, director de la Vuelta a España, durante la presentación de la etapa en Burgos.

Se trata de una etapa de montaña que “marcará mucho porque el esfuerzo de los corredores vendrá mermado” ya que vienen de dos altos: los lagos de Covadonga y Moncalvillo, haciendo que la exigencia sea máxima.

Una etapa “decisoria” que hacen del entorno de las Merindades uno de los refugios más importantes para el cicloturismo.

Burgos es la provincia de España que más invierte en ciclismo y este acogerá la “etapa reina” de la Vuelta Ciclista, alzándose como el mejor recurso turístico tal y como señaló el presidente de la Diputación de Burgos, Borja Suárez.

Por lo tanto, esta etapa en Burgos tendrá un enfoque en el cicloturismo, mostrando el gran perfil de la provincia en una etapa decisiva que será crucial en la vuelta a España.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí