Tras casi dos años de procesos burocráticos, la Asociación Mirandesa de Personas Afectadas de Fibromialgia y Fatiga Crónica (AMPAF) comenzará las obras de su nueva sede esta semana y prevé concluirlas en el mes de agosto.

Así lo ha confirmado Esperanza Muñoz, presidenta de la agrupación, quien se muestra «muy contenta».

Situada en las antiguas oficinas del ECYL, desde la asociación confirman que «la semana pasada nos dieron tanto la cesión como las llaves y esta semana, entre hoy y mañana, comienzan las obras».

Este nueva sede, ansiada desde mucho tiempo, ha sufrido varios problemas burocráticos que han retrasado su adquisición por parte de AMPAF.

«Catastralmente son dos locales. Parece ser que en el documento de cesión figuraba como uno, aquí en el Ayuntamiento debieron decir que esto no era así y había que hacerlo bien», explica Muñoz.

Desde AMPAF muestran su agradecimiento al Consistorio mirandés «porque han tenido celeridad».

Muñoz remarca que «el Ayuntamiento ha acelerado bastante, en volver a mandar, volver a solicitar, en cuando ha llegado aquí se ha tardado muy poco en dárnoslo».

Ahora, «la luz y el agua ya lo tenemos», describe la presidenta, quien añade que «el pladur comienzan a ponerlo esta semana y quedaría puertas y suelo».

Las obras se alargarán durante aproximadamente un mes y «aunque en agosto estemos a menos gas», es el mes previsto para dar por finalizada las obras de un nuevo local que ha traído más de un problema.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí