El CD Mirandés seguirá un año más en la Liga Hypermotion. Un tanto de Gabri Martínez en el minuto 62 certifica la salvación de los rojillos y desciende a una SD Amorebieta que la temporada que viene jugará en Primera RFEF.

Ante un Estadio Municipal de Anduva lleno, el Mirandés sabía desde un principio que las finales había que ganarlas. Con un corteo de la afición que comenzó desde pasadas las 17h, el ambiente acompañó al equipo desde el calentamiento previo al inicio del choque.

El partido comenzó con bastante respeto por ambos conjuntos a sabiendas de lo que se jugaban. Si bien es cierto que durante los primeros minutos el Mirandés llevó la batuta del encuentro, muy pronto la SD Amorebieta se hizo con el control del balón.

No obstante, los rojillos sabían lo que hacían y supieron sufrir. Ramón Juan apenas participó en el juego y solo un lance de Ilyas Chaira hizo sufrir al meta rival. El descanso llegaba con empate a cero y todo por decidir.

Tras el descanso, el equipo de Alessio Lisci salió mejor al partido. Los rojillos supieron dar un paso adelante y comenzaron a llegar con peligro al área rival. Ramón Juan también tuvo un par de paradas meritorias.

El júbilo y la alegría se iba a desatar en el minuto 62. Una buena internada de Carlos Martín iba a dejar a Gabri Martínez frente al portero, quien definió y puso el 1-0.

El Mirandés se ponía por delante y la SD Amorebieta tenía que marcar dos goles para dar la vuelta a la situación.

A partir de entonces, los rojillos supieron jugar el partido. A pesar de los cambios del conjunto vasco, la SD Amorebieta no conseguía encontrar la manera e incluso el Mirandés pudo poner el 2-0 con una buena jugada entre Daniel Luna y Juan María.

Finalmente, el árbitro indicó el final y la fiesta se desató en Anduva. Pese al sufrimiento de las últimas jornadas, el CD Mirandés continuará una temporada más en el fútbol profesional. Y ya van 11.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí