Los vinos de Castilla y León mantienen la primera posición en los canales de alimentación y hostelería, subiendo hasta el 27,8 % de cuota en volumen y el 32,2 % de cuota en valor. Así lo asegura el ‘Informe sobre el mercado nacional de vino de calidad de Castilla y León durante el año 2023’.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), ha compartido con los consejos reguladores y órganos de gestión de las denominaciones de origen protegidas de productos vitivinícolas de Castilla y León el ‘Informe sobre el mercado nacional de vino de calidad de Castilla y León durante el año 2023’, realizado por la consultora NielsenIQ, líder global en medición y análisis de las dinámicas de mercado y conductas de los consumidores.

Denominación de Origen

Entre los principales datos que aporta este análisis cabe destacar que los vinos de las DOP (Denominación de Origen Protegida) y la IGP (Indicación Geográfica Protegida) de Castilla y León han tenido un comportamiento mejor que el conjunto de vinos de calidad de España y sus principales competidores nacionales. Todo ello en un contexto de caída de las ventas tanto para los vinos tranquilos como para la categoría de vinos con D.O. que, sin embargo, se ve compensado con un crecimiento del valor de las ventas, como consecuencia del incremento de los precios tanto en el canal alimentación como en el de hostelería.

La buena evolución de los vinos con D.O. de Castilla y León se pone de manifiesto por el crecimiento en cuota de mercado en términos de volumen y de valor para el conjunto de los canales generalistas, alimentación y hostelería, así como para cada uno de estos canales por separado, lo que ha permitido consolidar las posiciones destacadas conseguidas en los últimos años: primer puesto en el conjunto de alimentación y hostelería, segundo en alimentación y de nuevo primer puesto en hostelería.

Los incrementos más significativos se han producido en la cuota de mercado en términos de valor en el conjunto de canales generalistas, que ha pasado de 30,9 % a 32,2 % (+1,3), en la cuota de mercado en términos de volumen en el canal hostelería, que asciende de 32,7 % a 33,2 % (+0,5) y en este mismo canal, en la cuota de mercado en términos de valor, escalando de 34,1 % a 36,5 % (+2,4).

Estos aumentos de cuota se sustentan en una disminución más moderada del volumen de ventas de los vinos de calidad de Castilla y León con respecto al conjunto de vinos de la categoría nacional (un 1,2 % frente al 2 %) y en un incremento muy superior en valor (7,5 % en Castilla y León frente a 3,5 % nacional).

En cuanto al reparto de las ventas entre el canal alimentación y hostelería, se mantiene el equilibrio como el en año 2022: 50,2 %, para el canal hostelería y 49, 8%, para el canal alimentación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí