El proyecto Salud Mental en Positivo, coordinado por la Federación Salud Mental Castilla y León con el apoyo de la Gerencia Regional de Salud de la Consejería de Sanidad, desarrollado en nuestra zona rural por Salud Mental Miranda ha realizado 130 talleres desarrollados por las asociaciones del movimiento asociativo en un total de 75 localidades del medio rural de la Comunidad. Los escenarios que han albergado estos talleres dirigidos principalmente por profesionales de la psicología de las asociaciones, han sido entornos comunitarios y educativos.

“En concreto se han realizado 116 charlas dirigidas a menores y 14 dirigidas a familias, a través de la cuales hemos podido llegar a 3.742 personas”, apunta Ángel Lozano, gerente de la Federación Salud Mental Castilla y León, de las cuales “3.460 han sido menores y 282 familiares o personas cuidadoras”.

De estos talleres, 7 se han realizado en la provincia de Burgos en la zona de influencia de Miranda de Ebro, por parte de la Asociación Salud Mental Miranda, Pancorbo, Frías, Belorado, Bugedo, Treviño y 2 charlas en Oña . Gracias a esta acción se ha llegado a 211 menores y familiares de la zona Rural de Influencia de Miranda de Ebro.

Esta iniciativa, financiada por la Gerencia Regional de Salud de la Consejería de Sanidad de Castilla y León, con cargo de los fondos para la estrategia 2023 del Ministerio de Sanidad que fueron aprobados en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) a fecha de 23 de junio de 2023, como apoyo a la implantación del Plan de Acción de Salud Mental; ha consistido en el desarrollo de charlas y talleres centrados en la promoción de la salud mental y la prevención de los trastornos asociados en las que han participado 44 profesionales del movimiento asociativo Salud Mental Castilla y León.

A través de estas acciones se ha trabajado conceptos relacionados con la salud mental en general, con enfoque en positivo: la relación entre mente y cuerpo, la importancia del entorno y la salud mental colectiva, la identificación y validación de las emociones, la forma en qué podemos reaccionar ante las mismas, entre otras temáticas.

Trabajar la salud mental desde un enfoque positivo, a través del y la relación con las demás personas, es clave para fomentar una gestión satisfactoria ante diversos acontecimientos de la vida. “En un mundo en el que las preocupaciones de salud mental están en constante aumento, la importancia de trabajar la gestión emocional es cada vez más evidente y casi diría urgente”, explica Cristina Martínez, psicóloga de la Federación, quien asegura que “la capacidad de reconocer y regular las emociones en la población infanto-juvenil, y de reconocerlas en los demás, permite prever reacciones y resolver conflictos de manera efectiva. Esta “habilidad” es esencial para afrontar situaciones complejas y estresantes de la vida”.

A través de las charlas se ha puesto especial énfasis en aspectos clave sobre prevención del suicidio, relacionados con: mitos y realidades acerca de la conducta suicida, factores de protección, de riesgo, señales de alarma y factores precipitantes. “La necesidad de este tipo de intervenciones se ha constatado cuando hablamos de que 209 personas han solicitado algún tipo de orientación o asesoramiento personalizado tras los talleres, de las cuales el 78% ha sido por parte de los y las menores”, asegura la psicóloga Cristina Martínez.

El proyecto ha puesto el foco en los entornos rurales, con el objetivo de acercar este tipo de actuaciones a aquellos lugares y personas que tienen más dificultades para acceder a este tipo de charlas y talleres. “Tenemos una amplia trayectoria en este tipo de acciones y también una extensa red de centros, 11 asociaciones y 21 delegaciones rurales, que desarrollan múltiples programas y acciones en el medio rural de Castilla y León, lo que favorece poder desplegar el proyecto por toda la Comunidad”, apunta Ángel Lozano, gerente de la Federación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí