Agentes de la Comisaría Provincial de Aranda de Duero detuvieron a finales del pasado año a un varón como presunto autor de un delito contra la intimidad de las personas. La investigación constata que este individuo habría colocado una cámara de videovigilancia en los aseos reservados para mujeres de establecimientos de hostelería de la ciudad.

Unos meses atrás la propietaria de uno de los locales solicitaba presencia policial ante el hallazgo de una cámara que alguien había instalado en el aseo de mujeres y que estaba oculta bajo el lavabo.

Una dotación policial procedió a su retirada, siendo remitida seguidamente al servicio especializado en tratamiento de imágenes de la Comisaría General de Policía Científica. Esta unidad llevó a cabo un análisis técnico del dispositivo, consiguiendo recuperar imágenes captadas en el establecimiento, lo que dio lugar a la investigación y se comprobó que contenía otras que evidenciaban su colocación en aseos de otros establecimientos.

Con esa información, los agentes de la Comisaría de Aranda de Duero continuaron con las indagaciones necesarias para tratar de hallar al autor o autores del hecho, siendo necesaria una investigación pormenorizada y detallada con multitud de gestiones, entrevistas y declaraciones, hasta concluir finalmente con la identificación plena del presunto autor.

En el registro llevado a cabo en el domicilio del joven detenido se ha intervenido un ordenador, susceptible de haber sido empleado para cometer los hechos, así como tarjetas de memoria, pendrives y varios discos duros portátiles.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí