La siniestralidad en las carreteras de la provincia en 2023 registra un importante aumento de usuarios vulnerables fallecidos.

La Comisión Provincial de Tráfico y Seguridad Vial, que se ha reunido esta mañana en la Subdelegación del Gobierno en Burgos, ha hecho balance de la siniestralidad en las carreteras de la provincia el pasado año 2023. El ejercicio finalizó con un total de 243 accidentes con víctimas y 18 fallecidos.

Durante el 2023 se produjeron 17 accidentes mortales con 18 personas fallecidas de las cuales cinco eran hombres y 13 mujeres. Esto supone un descenso de cinco fallecidos con respecto al año 2022. Los principales factores concurrentes en los accidentes mortales siguen siendo las distracciones, la velocidad inadecuada, el alcohol y las drogas.

Según datos aportados por la Dirección General de Tráfico (DGT), casi el 40% de las víctimas mortales en accidentes son usuarios vulnerables en los que se incluyen tres peatones, un cicloturista y tres motoristas. Estos datos representan un aumento de más del doble de víctimas consideradas usuarios vulnerables con respecto a 2022. El resto de accidentes con fallecidos representan el 56% de turismos y el 17% de furgonetas.

Este incremento que ha sido desigual entre los distintos tipos de usuarios vulnerables, se debe principalmente a los motoristas, cuya mortalidad ha aumentado un 31% respecto a 2022.

Las causas más frecuentes de los accidentes mortales son consecuencia de salidas de la vía. En el 2023, el resultado de fallecidos por salida de la vía fue de 12 personas y tres a causa de atropello, el restante de víctimas mortales fue a causa de colisiones.

Según el tipo de vía, donde más personas han fallecido ha sido en carreteras convencionales con un total de 12, tres en caminos vecinales, dos en autopista y uno en autovía. En las vías de alta capacidad se han registrado los mismos fallecidos que el pasado año, tres. El mes en el que más accidentes con fallecidos ha habido es agosto.

En la reunión han participado, entre otros, el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos, Roberto Saiz; el jefe provincial de Tráfico, Raúl Galán; el teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos, Alfonso Martín Fernández; el capitán del Subsector de Tráfico, Juan Antonio Jiménez, el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Castilla y León Oriental, Javier Fernández Armiño, y responsables del área de Vías y Obras de la Diputación Provincial.

A lo largo de la reunión también se ha hecho balance de las operaciones y campañas especiales efectuadas por la Dirección General de Tráfico y el subsector de la Guardia Civil de Tráfico durante el año pasado, así como se ha avanzado el calendario de trabajo para el ejercicio 2024.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí