La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio está ejecutando las obras de la EDAR de Torresandino, en la que se han invertido 872.301 euros. Este lote incluye las depuradoras de Torresandino y Villariezo, con un presupuesto de 2.198.175 euros.

La población de diseño beneficiada por esta obra es de 1.239 habitantes equivalentes y se contempla un caudal medio de 350,00 m³/día y un caudal de punta de 24,33 litros por segundo.

La justificación de este proyecto radica en la necesidad de sustituir un sistema de depuración obsoleto cuyos tratamientos no eran adecuados. La nueva EDAR está diseñada para garantizar un tratamiento adecuado de las aguas residuales y cumplir con los parámetros exigidos.

La planta se basa en tecnología de Biodiscos, disponiendo de las etapas de pretratamiento, decantación y tratamiento biológico mediante biodiscos.

La línea de biodiscos se proyecta en cubeta de hormigón y consta de un conjunto de discos de plástico dispuestos en paralelo y en posición vertical que quedan atravesados por un eje horizontal.

Las actuaciones contemplan, además, la ejecución de los colectores de conexión a la redes existentes y emisarios de vertido del agua tratada al cauce receptor.

La tecnología empleada se caracteriza por un bajo impacto visual y reducido coste energético de explotación comparado con otro tipo de tratamientos biológicos. Los procesos internos estarán totalmente automatizados, lo que reduce la cantidad de mano de obra necesaria para su operación, requiriendo personal especializado.

En la actualidad, la planta se encuentra prácticamente acabada, pendiente de trabajos eléctricos y de programación, y se prevé poner en marcha este mismo mes de febrero.

La planta contará con la instalación de placas solares fotovoltáicas que permitirán suministrar el 50 % de la energía eléctrica en autoconsumo, lo que rebajará los costes de mantenimiento.

Obras de depuración en la provincia de Burgos

Para las poblaciones de entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes en Castilla y León, en la actualidad se encuentra en fase de desarrollo técnico el programa, que en la provincia de Burgos cuenta con 24 actuaciones en marcha, de las que 9 obras se encuentran en fase de ejecución; 5 tienen el convenio y proyecto aprobado; 3 con el proyecto redactado y pendiente de convenio; y 7 en fase de redacción de proyecto. La inversión total es de más de 20 millones de euros.

240 depuradoras y 140 millones de inversión en Castilla y León

Este programa de depuración se enmarca en el Protocolo General de Actuación firmado entre el presidente de la Junta de Castilla y León y las nueve diputaciones provinciales en octubre de 2020.

Desde entonces, se ha elaborado el Programa de actuación para un total de 240 depuradoras, con una dotación financiera de 140 millones a compartir entre la Junta de Castilla y León (40 %), diputaciones provinciales (40 %) y ayuntamientos (20 %).

La Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, se encarga de la ejecución de las actuaciones y de su operación y mantenimiento durante 25 años.

El Programa depuradoras de la Junta para localidades entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes en Castilla y León se encuentra en fase de desarrollo técnico y a esta fecha cuenta con 6 obras en fase de explotación, 86 en ejecución, 36 con convenio aprobado, 38 con proyectos redactados pendientes de convenio, 70 proyectos en redacción y el resto en análisis.

Programa de depuradoras de 0 a 500 habitantes equivalentes

También está firmado el programa con las nueve diputaciones para las estaciones depuradoras de aguas residuales de 0 a 500 habitantes equivalentes, que permitirá la ejecución de más de 1.200 instalaciones en Castilla y León con una inversión de 125 millones de euros. De estas, más de 181 depuradoras están previstas para la provincia de Burgos, con más de 18 millones de euros de inversión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí