Se trata de una de las quejas más recurrentes tras el fin de semana. Y es que el paraje natural de La Picota es protagonista de continuos botellones y actos vandálicos que dejan una imagen deplorable de esta trasitada zona de la ciudad, que se llena de basura cada fin de semana debido a la falta de control y de limpieza.

Ya denunció esta situación la pasada semana el Grupo Municipal Popular, que advertía de la necesidad de incrementar la presencia policial en este entorno, además de dotar de un dispositivo de limpieza intensivo, aumentando los contenedores y papeleras para evitar que se repitan estas imágenes de suciedad.

Una problemática que se ha incrementado esta Semana Santa, al sucederse los días festivos, y que tal y como argumentan miembros de la plantilla de Policía Local, está motivada por la falta de efectivos para controlar los botellones. «El Ayuntamiento de Miranda no hace nada por controlar esta situación», advierten, tras denunciar que la basura de los botellones continúe sin recoger y limpiar durante la tarde del día siguiente.

En este sentido recuerdan que esta zona de la ciudad aspiraba a ser un pulmón verde para Miranda y una zona recreativa y de ocio para el disfrute de mayores y pequeños. Sin embargo se ha convertido en un foco de concentración de botellones y de suciedad, con las nocibas consecuencias para el entorno.

«Es una situación que se repite todos los fines de semana», insisten, asegurando que es el resultado del conflicto abierto entre la Policía Local y el Ayuntamiento para remunerar los festivos. Así las cosas advierten de que es un ejemplo más de que el actual equipo de Gobierno «está agotado» y solo se mueve por «intereses electoralistas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí