Mireya Villamañán e Iván Escudero han sido dos de los protagonistas del XXX Día de la Universidad de La Rioja, gala en la que se conmemora el aniversario de la aprobación de la Ley de Creación de esta entidad educativa en 1992. Y es que ambos mirandeses han sido premiados por haber obtenido el mejor expediente en sus respectivas carreras.

Por un lado Mireya Villamañán, que cursó sus estudios de educación obligatoria en el Colegio La Charca y en el IES Montes Obarenes, recibió el premio al Mejor Expediente en el Grado de Trabajo Social, el cual cursó entre los años 2017 y 2021. Actualmente se encuentra realizando un Máster de Trabajo Social Sanitario y preparándose unas oposiciones para acceder una plaza como trabajadora social en centros de salud u hospitales.

Mireya denuncia el desconocimiento generalizado que existe en torno a la figura del trabajador social en el ámbito sanitario, una figura que «aborda la problemática social que pueden generar las enfermedades», realizando funciones de apoyo y ayuda a personas y familias inmersas en procesos de dificultades de salud.

Cuestionada por lo que sintió en el momento en el que la informaron de su logro, recuerda la felicidad que sintió, la cual aumentó cuando pudo comunicárselo a sus seres queridos: «A nivel particular me puse muy contenta por el esfuerzo realizado, pero sentí una felicidad inmensa cuando se lo conté a mi familia, que son quienes siempre han estado ahí apoyándome».

También ha querido acordarse de sus compañeros de clase, a los cuales define como «un gran grupo que se alegra por los logros de los demás».

Por su parte, Iván Escudero fue reconocido por haber obtenido el Mejor Expediente de su promoción en el Grado de Relaciones Laborales y Recursos Humanos. Nacido en 1999, Escudero cursó sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio Príncipe de España y el IES Fray Pedro de Urbina, respectivamente.

Pese a estos buenos resultados el joven mirandés declara que dicha carrera no fue su primera ni segunda opción a la hora de elegir qué estudiar.

Sin embargo, con el paso del tiempo fue sintiendo cada vez mayor sintonía por los temas que trataban en clase, lo que provocó que obtuviera tales notas. «Yo nunca he sido de sacar notazas, pero el temario que dábamos me iba gustando cada vez más», afirma.

A la hora de responder sobre qué quiere hacer una vez que finalice sus estudios, Escudero declara que actualmente se encuentra en Gijón preparándose para un puesto que, si bien no está íntimamente relacionado con los recursos humanos, sí atrajo su interés a raíz de una charla ofrecida por el Comisario de Logroño: «Estoy estudiando para entrar en la escala ejecutiva de la Policía Nacional», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí