El Tribunal Supremo ha agravado las penas a dos de los exjugadores de la Arandina acusados de abuso sexual a una menor de 15 años en noviembre de 2017. Los dos acusados cumplirán 9 años y un día de cárcel y no los 4 y 3 años que se fijó el Tribunal Superior de Castilla y León.

Finalmente el Supremo ha estimado el recurso del Fiscal y las acusaciones al eliminar el atenuante y les ha impuesto una pena un año inferior a la que correspondería antes de la reforma de la ley del «solo sí es sí», aplicando la ley en beneficio de ambos.

En una primera sentencia, fueron condenados tres futbolistas a 38 años de cárcel como autores y cooperadores necesarios para el delito de agresión sexual. Este primer fallo fue recurrido y el TSJCyL decidió en 2020 calificarlo de abuso sexual y rebajaron la sentencia de Lucho y Viti a 4 y 3 años respectivamente así como absolvieron al tercer futbolista implicado porque descartaron que tuviera responsabilidad penal en lo ocurrido.

Pero el Tribunal Supremo, estimando el recurso del Ministerio Fiscal, declara que no es posible aplicar esa atenuante por carecer de cobertura legal. El efecto derivado de la estimación del recurso de la acusación es imponer a cada uno de los encartados la pena de 9 años y 1 día de prisión.

Se trata del primer caso que el Supremo aplica esta nueva legislación, ya que el incide que puede aplicarse en beneficio del reo siempre que sea caso por caso y no de forma global. La Sala de los Penal ha estudiado las impugnaciones formuladas por la Fiscalía, la acusación particular, la popular y las defensas de ambos futbolistas condenados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí