Tras varias horas con la vía cortada, la AP-1 ha retomado esta tarde, minutos antes de las 17:00 horas, el tráfico. Han sido horas de retenciones después de que dos camiones colisionaran en la vía pasadas las 8:00 de la mañana.

La colisión en la zona de los túneles de Pancorbo, en los carriles con sentido Burgos, han ocasionado que un hombre de 65 años y otro de 51 fueran trasladados al hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro, este segundo de gravedad (evacuado en UVI móvil). Los vehículos pesados han quedado accidentados en la vía imposibilitando el tránsito y siendo necesario la excarcelación de uno de ellos.

Esto ha supuesto que la Guardia Civil se viera obligada a desviar la circulación, lo cual no ha evitado el colapso en la AP-1 ni que decenas de familias quedaran atrapadas en la autopista, incluso en el interior de los túneles. Hasta las inmediaciones de Miranda ha llegado la cola de vehículos en la AP-1 (más de 15 kilómetros), impidiendo el tránsito a los usuarios de la misma. Y parecida suerte han corrido quienes han podido cambiar y tratar de moverse a través de la N-I, ya que entre Pancorbo y Bugedo ha sido imposible circular debido a la altísima densidad de vehículos.

Muchos de los ‘atascados’ en la AP-1 han mostrado a través de redes sociales y mediante llamadas y mensajes a diferentes medios de comunicación su descontento con la situación, alertando de que, en plena hora de calor, era preciso una atención especialmente a niños y mayores que se encontraban atrapados sin agua ni comida. Desde el 112 se alertó igualmente en su perfil de Twitter de que en el lugar se encontraba personal de Protección Civil y de Cruz Roja tanto de Burgos como de Miranda ofreciendo agua y avituallamiento.

El tráfico se ha reestablecido pasadas las 17:00 horas pero aún así y debido a la gran cantidad de vehículos retenidos tras largas horas (nueve desde el accidente hasta la reapertura de la vía) las retenciones siguen siendo importantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here