La Junta de Castilla y León dio durante el día de ayer por controlado el incendio que se mantenía activo desde la semana pasada en la comarca burgalesa del Arlanza y que ha afectado a varias localidades.

Por ello, tras el control de las llamas por parte de los servicios de extinción de incendios, el Presidente de la Diputación, César Rico, el Delegado de la Junta de Castilla y León, Roberto Saiz, y el Diputado Provincial responsable de Protección Civil, Ramiro Ibáñez, se han reunido esta mañana en Silos con los Alcaldes afectados por el incendio de Quintanilla del Coco.

Dicha reunión ha servido para estudiar las posibilidades de colaboración y apoyo de la Institución Provincial con los municipios afectados por el fuego.

El incendio comenzó durante la tarde del pasado domingo 24 de julio y ha afectado a más de 2.500 hectáreas de monte, arbolado y cereal de la comarca burgalesa de Sabinares del Arlanza, además de generar daños materiales en viviendas de varios municipios de la zona. La cercanía de las llamas a núcleos urbanos obligó a la Junta de Castilla y León a declarar el Nivel 2 de gravedad en el incendio.

‘Imagen aérea del incendio que afectó a varias localidades de la comarca del Arlanza’

Y es que las llamas provocaron la evacuación y desalojo de 900 personas de Santo Domingo de Silos, Villanueva de Carazo, Carazo y Hacinas y Santibáñez del Val, localidad que quedó prácticamente devastada tras el paso del fuego.

Tan solo un día después del inicio del incendio la Guardia Civil detuvo al presunto culpable de que se originara el fuego después de poner en marcha una cosechadora en horas en las que esta práctica está prohibida por el riesgo que conlleva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here