La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha dado este lunes la bienvenida en la Comandancia de Burgos a los guardias civiles en prácticas que completan esta etapa formativa en la provincia burgalesa. Para completar esta formación de un año llegarán a Burgos 68 guardias civiles que se repartirán entre las cinco compañías de Seguridad Ciudadana de la provincia, por lo que buena parte de ellos realizarán sus prácticas en Miranda de Ebro.

Barcones ha agradecido a estos guardias civiles en prácticas recién llegados a Burgos “que hayáis decidido dedicaros profesionalmente a servir a los ciudadanos porque vuestra labor lleva aparejada, como pocas, la vocación de ayudar al prójimo”.

Barcones les ha deseado que su estancia en esta provincia “os sea provechosa tanto en el plano laboral, de aprendizaje, como en el humano porque todos y todas los que algún día llegan aquí desde fuera, sea poco o mucho el tiempo que estén, acaban impregnados del carácter de lo burgalés, de lo castellano, de sus gentes y su forma de vida”.

“Creedme, -ha añadido- no es mala cosa porque aquí vive mucha gente noble y humilde, pacífica, acogedora, solidaria, trabajadora. Buena gente. Y en Burgos, en Castilla y León, se vive bien. Tenedlo en cuenta, por favor, cuando dentro de un tiempo tengáis que elegir destino”.

Los guardias alumnos y alumnas en prácticas que se acaban de incorporar a la Comandancia de Burgos son casi todos de Castilla y León.

Los agentes que se incorporan van a repartirse a las cinco compañías de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Burgos (Burgos, Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Medina de Pomar y la compañía de Plana Mayor que está en la cabecera de la Comandancia).

Durante el acto, Barcones ha estado acompañada en este acto por el general jefe de la 12ª Zona de la Guardia Civil, Luis del Castillo, por el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, y por el teniente coronel jefe de la Comandancia de esta provincia, Alfonso Martín.

Incremento de plantilla

Según ha indicado la representante del Gobierno en Castilla y León, con esta incorporación a la etapa formativa Castilla y León superará los 7.000 agentes y Burgos, los 800.

Y es que, para Barcones, “la formación de los que os sumáis en España a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado es exigente y referencia en otros países. El proceso formativo al que os habéis enfrentado en la oposición y después en la academia o en el colegio y que os ha otorgado la condición de guardias civiles alumnos y alumnas en prácticas os cualifica para realizar labores próximas a las que hacen los guardias civiles profesionales”.
“Sabéis -ha dicho igualmente- que este Gobierno de España da una importancia capital a la seguridad y por este motivo, además de realizar inversiones sin precedentes para mejorar las infraestructuras y equipaciones de la Guardia Civil, también ha apostado por reforzar las plantillas que habían sufrido drásticas reducciones entre 2012 y 2018”.

La delegada del Gobierno les ha indicado también que “venís para realizar prácticas durante el próximo año a una comunidad autónoma segura, una de las más seguras de España, y es así gracias al trabajo que desarrollan los que ya son vuestros compañeros y compañeras. Tienen el hándicap añadido de la enorme dificultad que entraña mantener la seguridad en Castilla y León, una comunidad tan extensa, tan despoblada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here