Los vecinos del barrio del Crucero vienen denunciando desde hace meses la presencia de varios okupas en un bloque de cinco chalets adosados situados en la calle Gloria Fuertes, inmuebles que «llevan 12 años abandonados», indican.

Este hecho, tal y como afirman, supone una situación de inseguridad constante en el vecindario porque, según ellos, hay «un trapicheo continuo con coches parando y esto hace que nos sintamos inseguros en nuestra propia calle».

El último capítulo de esta problemática sucedió el pasado viernes, 13 de mayo. Una de las personas que según los vecinos frecuenta una de las viviendas okupadas para comprar droga, mantuvo una fuerte discusión con una de las okupas y, al marcharse en su moto, lanzó un cóctel molotov que generó un incendio en el inmueble, en el que había varias bombonas de butano en su interior.

La rápida intervención de uno de los residentes de la zona, bombero de profesión, evitó que las llamas fueran a más.

Posteriormente, varias comandancias de Policía Nacional, Policía Local y el Cuerpo de Bomberos se trasladaron al lugar de los hechos, sin embargo la persona que se encontraba en el interior de la vivienda no quiso presentar cargos.

Ante situaciones como estas, que cada vez son más habituales, los vecinos de la zona reclaman a las instituciones locales que busquen una solución que, para ellos, pasa por identificar a los propietarios de esas viviendas para poder «tapiar todas las entradas», evitando así la llegada de nuevos okupas. «Venimos avisando al Ayuntamiento hace meses de que esto podría acabar mal», denuncian.

‘Los vecinos denuncian que el abandono de las viviendas las convierten en un «paraíso» para ratas y otros animales’

Y es que el miedo de los vecinos es que este tipo de refriegas vayan a más: «Tras un intento de agresión con inflamables… ¿Qué será lo siguiente?», se preguntan.

La presencia de okupas en estos edificios abandonados no supone ninguna novedad para los vecinos del Crucero. «En estos más de 12 años hemos visto cómo han entrado para robar cobre, aluminio y de todo. Incluso en su día entró una parejita joven con un perro que no causó ningún problema», recuerdan. 

Por el momento el Ayuntamiento ha evitado pronunciarse al respecto, y tampoco ha trasladado información sobre el incidente de este fin de semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here