La Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Miranda de Ebro celebra durante el mes de mayo su 80 aniversario. Y es que según recuerdan, fue en el año 1942, durante las fiestas de San Juan del Monte, cuando la comparsa desfiló por primera vez en la ciudad, presentando al público mirandés sus gigantes y cabezudos, que se han convertido con el paso de los años en seña de identidad de nuestra ciudad.

Diego García, uno de los componentes de la comparsa, que recuperó su actividad el pasado año, ha señalado que conmemorar sus 80 años de historia «de una manera muy especial», y aunque retrasarán los actos principales al mes de septiembre para no verse eclipsados por las fiestas de San Juan del Monte, durante las próximas semanas darán a conocer a sus gigantes con una programación que desarrollarán en su mayoría a través de las redes sociales.

Al mismo tiempo ha avanzado que los días 2 y 3 de junio, durante las fiestas, la comparsa sacará a la calle a los emblemáticos «Abuelos» vestidos con los atuendos antiguos para recuperar la esencia de la comparsa y recordar cómo desfilaban hace años.

Sin embargo el resto de la programación con motivo del aniversario se retrasará hasta septiembre, coincidiendo con las Fiestas Patronales de la ciudad. «La celebración a lo grande se hará en septiembre ya que decidimos no hacerla ahora por miedo a quedar eclipsados debido a las esperadísimas fiestas de San Juan del Monte. Sin embargo queremos contar a la ciudadanía mirandesa la historia y curiosidades de nuestros gigantes a lo largo de estos años», comentan.

Por eso, a través de sus perfiles en redes sociales irán publicando durante esta semana pinceladas de su historia que comenzó durante las fiestas de San Juan del Monte del año 1942. Según recuerdan desde el colectivo, aunque en Miranda ya habían desfilado imágenes de este tipo con anterioridad, procedentes de otras localidades como Haro, no tenían gigantes y cabezudos de su propiedad. No fue hasta ese año cuando el Ayuntamiento adquirió ocho figuras grotescas, que darían origen a la comparsa.

«Una fotografía realizada por Foto Imperio y conservada en el Archivo Municipal inmortalizaba el momento de su presentación en la entrada de la Casa Consistorial. En ella podemos ver cómo eran estas primeras ocho figuras con las que contó la ciudad tras la guerra y a las dos personas que portaban los gigantes ese año», relatan.

Se trataba de dos gigantes, un hombre y una mujer vestidos de sanjuaneros, y seis cabezudos con rostros grotescos. Cinco de ellos representaban distintas razas y culturas y el restante hacía referencia al antiguo alguacil.

Con el fin de seguir completando la comparsa, en marzo de 1943 el Ayuntamiento acordó la adquisición de dos nuevos gigantillos. Fue entonces cuando los emblemáticos «Abuelo y Abuela» entraron a formar parte de la comparsa. Hasta entonces, todas las figuras fueron diseñadas por la Casa El Ingeniero.

A partir de entonces estas figuras comenzaron a desfilar en las fiestas de San Juan del Monte del mes de junio y en las Fiestas Patronales de septiembre, convirtiéndose en un elemento imprescindible en todos los festejos populares. En el año 1958 la comparsa ya contaba con un total de 16 figuras, si bien el deterioro de las piezas por su manipulación obligó a ir sustituyendolas por otras de nueva factura.

En 1960 se incorporan las nuevas parejas de gigantes que engrandecen con sus bailes los desfiles de la comparsa. El grupo va evolucionando tanto en número como en personajes a lo largo del tiempo, adquiriendo algunas de las figuras que aún se conservan. La última incorporación se realizó en 1987, renovando casi por completo la comparsa.

Sin embargo su actividad como grupo se va perdiendo con el paso del tiempo, y aunque los gigantes siguen participando puntualmente en las fiestas locales gracias a la labor de determinadas asociaciones que incorporan modelos nuevos, no es hasta el año pasado cuando la Comparsa de Gigantes y Cabezudos vuelve a funcionar.

Concurso de dibujo

Dentro de la programación con motivo de su aniversario, la comparsa ha organizado un concurso de dibujo dirigido a los más pequeños. Las obras podrán enviarse a través de sus perfiles en redes sociales y el dibujo ganador formará parte del cartel anunciador del Encuentro Anual de Gigantes y Cabezudos de septiembre.

El domingo 22 publicarán todos los dibujos y abrirán un proceso de votación para elegir al dibujo favorito de los mirandeses.

Programación prevista para septiembre

Diego García ha avanzado que aunque todavía no tienen cerrado nada, la comparsa prevé organizar el tradicional Encuentro de Gigantes y Cabezudos de septiembre, pero «a lo grande», con la participación de más grupos de fuera. «Esta todo en el aire, pero queremos que sea un gran encuentro como antiguamente cuando participaban muchas comparsas».

También quieren organizar una exposición en la que mostrar todas sus figuras, recuperando imágenes y vestuario antiguo para que los mirandeses conozcan un poco más la historia de la comparsa.

Sin embargo todavía desconocen «el dinero del que disponemos» para organizar estas actividades, aunque esperan poder seguir adelante con estos proyectos y hacer partícipe a toda la ciudadanía de su 80 años de trayectoria en la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here