La Policía Nacional ha conseguido detener a cuatro integrantes de una importante organización criminal dedicada al tráfico de drogas, en el marco de la operación “Míster Proper”. Este dispositivo tuvo su inicio en Miranda de Ebro el pasado año, donde se inició una investigación que se ha rematado esta semana en la capital burgalesa, con la detención de estas cuatro personas y la intervención de 2.500 gramos de sulfatos de anfetamina pura, 200 gramos de cocaína y 1.500 gramos de marihuana.

Según ha recordado la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, la Policía Nacional de Burgos llevó a cabo, a lo largo del pasado año, una operación antidroga en la que lograron desmantelar una organización criminal afincada en la zona Norte de España, con su epicentro en Miranda de Ebro. Uno de los máximos responsables de dicha organización, dirigía un laboratorio creado para la elaboración de droga sintética.

Dicha operación, de nombre “Chiruca”, se concluyó con la detención de todos los integrantes de la organización criminal, logrando desmantelar el laboratorio, aprehendiendo gran cantidad de sustancia estupefaciente. Sin embargo en la fase final de explotación, los investigadores tuvieron acceso a la identidad del suministrador de la droga para dicho laboratorio, y por tanto líder de la misma, aunque en esa primera operación no fue detenido, por la necesidad de reunir pruebas suficientes y concluyentes que demostrara su implicación en la actividad.

El Grupo Operativo de Estupefacientes de la Comisaría Provincial de Burgos iniciaba, por ello, una investigación, denominada “Míster Proper”, en torno a esta persona que al parecer sería la encargada de abastecer a diferentes organizaciones criminales.

La operación es llevada a cabo en dos fases debido a la dificultad para identificar a los sospechosos y confirmar la autoría de los hechos, ya que estas personas apenas interactúan con la mercancía y cuentan con unos colaboradores reducidos para llevar a cabo su actividad, hecho que dificulta sobremanera la acción policial.

En una primera fase, los investigadores centraron sus esfuerzos en conocer el modus operandi de esta persona, así como la identificación de sus subordinados. Fruto de las diferentes vigilancias y seguimientos, los agentes logran identificar a cada uno de los integrantes de su organización, así como de asignar a cada uno de ellos la tarea que personalmente tienen encomendada.

La organización liderada por el principal investigado estaría formada por su pareja sentimental, responsable de realizar labores de trasporte y vigilancia, siendo la encargada de conducir el vehículo en el que viajaban, no dudando en involucrar al hijo menor de ésta para los portes, con el fin de pasar desapercibida ante una posible acción policial. También se logró identificar a dos personas encargadas del almacenaje de la sustancia estupefaciente, una mujer responsable de almacenar el sulfato de Anfetamina (Speed), y un hombre, hermano del líder de la banda, responsable de guardar y custodiar la cocaína.

En esta primera fase se logró desenmascarar el modus operandi de la organización, que consistiría en la adquisición de la mercancía en la zona Norte de España, para su traslado y almacenaje en la ciudad de Burgos, en los domicilios de seguridad destinados a tal efecto.

En la siguiente fase los investigadores se centraron en reunir la pruebas suficientes para la puesta a disposición de la Autoridad judicial de los integrantes de la banda, así como en interceptar un cargamento con la mayor celeridad, ya que cada día que pase, esta sustancia continúa haciendo estragos en la sociedad, por lo que se trata con la mayor brevedad llevar a cabo lo anterior.

Hecho que tiene lugar el pasado día 9 de mayo, cuando se procede a la detención de los cuatro miembros. En ese momento tanto el jefe como su chofer, se disponían en compañía del hijo menor de ésta, a realizar un porte de droga en la ciudad de Burgos, concretamente, más de 2.500 gramos de sulfato de Anfetamina.

En esta última fase se practicaron tres registros domiciliarios, dando como resultado la aprehensión de más de 2.500 gramos de sulfato de Anfetamina pura, sin adulteración alguna (droga madre), 200 gramos de cocaína, más de 1.500 gramos de Marihuana, así como diversos útiles, tales como básculas de precisión, envasadoras para la preparación y satisfacción de cualquier demanda.

Con estas detenciones, se ha logrado eliminar por completo un “mayorista de droga sintética”, rol imprescindible dentro del escalafón delincuencial, en tanto que son capaces de atender demandas ilimitadas, así como de prestar sus servicios a otros criminales, logrando asestar un duro golpe al narcotráfico en la Zona Norte de España.

Así las cosas, la Policía Nacional ha logrado sacar de la calle más de 10.000 dosis de anfetamina, teniendo en cuenta que estas personas trabajan con una calidad muy alta de producto, por lo que se hubiera podido cuadruplicar la mercancía, teniendo un valor de mercado que con seguridad excedería los 100.000 euros.

La Policía nacional sigue recordando que el Sulfato de Anfetamina es una sustancia devastadora para quien la consume, causando verdaderos estragos en el organismo así como en la sociedad, dada su adulteración y naturaleza química, así como los efectos que produce en sus consumidores, a los que puede llevar a terrenos próximos a la muerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here