Alrededor de unas 320 personas ucranianas han llegado a la provincia desde que comenzó la invasión rusa en Ucrania. Ante esta situación Pedro de la Fuente, subdelegado del Gobierno en Burgos ha destacado que en la provincia “se está respondiendo de forma eficaz a las necesidades de acogida y protección, sanitarias y educativas de las personas que llegan”.

Asimismo, ha puesto en valor que “la experiencia de absoluta colaboración entre las distintas administraciones públicas derivada de la pandemia es de enorme utilidad de cara a afrontar esta situación”.

Una afirmación con la que realiza balance de la reunión que hoy ha presidido, la de coordinación para la acogida y protección de refugiados ucranianos en la provincia, y que ha contado con el delegado territorial de la Junta, Roberto Saiz, y representantes del Ayuntamiento de Burgos, Diputación Provincial, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Trabajo, Extranjería, Protección Civil y Adif dependientes de la Administración General del Estado.

También han asistido las ONG Betania, Burgos Acoge, ACCEM, Cáritas y Cruz Roja, además del Arzobispado.

En dicho encuentro encuentro se ha analizado el impacto positivo que tendrá la puesta en marcha de una instrucción de la Secretaría de Estado de Migraciones por la que estas personas podrán acceder rápidamente a las ayudas de alquiler disponibles.

Así, según indica el subdelegado del Gobierno, se solucionará uno de los principales problemas, pues ahora «las plazas habilitadas para la acogida son dispares y provisionales», lo que provoca que no se pueda acoger a todos los refugiados.

Por tanto, se espera que esta medida «suponga un paso de gigante de cara a la calidad de vida de los refugiados y refugiadas en nuestro país», concluye de la Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí