La estrategia de ‘gripalización’ de la Covid-19, tratar esta enfermedad como una endémica tras dos años de pandemia, han alejado del foco mediático en cierta medida los datos de contagios. Tras el fin de la sexta ola, la que ha ofrecido unos datos más elevados de contagios según las estadísticas oficiales, todas las administraciones han modificado sus protocolos tanto sanitarios como informativos.

Así, en Castilla y León ya solo se ofrecen datos los martes y viernes, cuando hasta hace tres semanas se hacía de lunes a viernes y con anterioridad a diario. Y esto permite analizar los datos de manera más global, comparándolos en periodos más extensos.

Así, los datos de la ciudad de Miranda de Ebro ofrecen un aumento leve pero constante en las tres últimas semanas. Una situación que ha llevado a que, desde que el 8 de marzo se alcanzara la cifra más baja de positivos desde finales de noviembre, esta cifra se ha duplicado. En dicha fecha, la estadística de infecciones registradas en siete días en Miranda era de 40 y el último dato, ofrecido hoy, lo establece en 81. Igualmente también la incidencia acumulada se ha visto afectada, pasando de las 239,25 del 13 de marzo, en riesgo medio de contagio, a los 419,39, en riesgo alto nuevamente.

La estadística, por fortuna, que no ha aumentado, es la de decesos derivados del coronavirus en el Santiago Apóstol, que se mantiene estabilizada en 128 desde el 15 de marzo. Eso sí, han aumentado los pacientes Covid en planta, que en solo una semana han pasado de uno a seis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here