Efectivos de la Guardia Civil descubrieron, dentro del marco de una investigación conjunta con la Ertzaintza, una plantación de marihuana en la localidad burgalesa de Villarcayo. En la misma, los agentes se incautaron de unas 400 plantas (201 esquejes y 180 plantas de marihuana) así como de balastros, calefactores, relojes temporizadores, lámparas y filtros por un valor aproximado de 11.000 mil euros.

Asimismo, los agentes observaron un enganche ilegal por lo que se imputó a los acusados un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La investigación que he llevado a este descubrimiento, llevada a cabo por los agentes del Servicio de Investigación Criminal Territorial de Bizkaia, se inició en el mes de agosto con la intervención en sede judicial de un envío de 50 gramos de marihuana a través de una empresa de paquetería, lo que dio inicio a las diligencias policiales y judiciales con el juzgado de Instrucción nº 2 de Balmaseda.

Las pesquisas realizadas por los agentes del SICTB, dieron como resultado la localización de inmuebles utilizados por los sospechosos, un hombre y una mujer en las localidades de Balmaseda y en el municipio burgalés de Villarcayo. Al actuar los sospechosos también fuera de la Comunidad Autónoma del País Vasco, parte de este operativo contra el tráfico de drogas se realizó en colaboración con la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Burgos.

Una vez se obtuvieron todas las pruebas incriminatorias, el equipo de investigación de la Ertzaintza procedió el pasado viernes a la detención de un hombre y una mujer de 30 y 26 años, acusados de un presunto delito de tráfico de sustancias estupefacientes. Tras el registro de dos viviendas en el municipio de Balmaseda, los agentes se incautaron de diverso material preparado para la distribución de la droga mientras que en la inspección de una lonja–nave de la misma localidad se localizaron e incautaron 40 kilogramos de flor de marihuana, balanzas de precisión y diverso material para la preparación y distribución de esa droga.

Además, la investigación compartida con la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Burgos permitió la localización y desmantelamiento de una plantación de marihuana tras el registro de una vivienda en la localidad de Villarcayo propiedad de uno de los encausados.

El pasado viernes, día 21 de enero, las diligencias instruidas por la Ertzaintza, junto con los detenidos y efectos intervenidos, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Balmaseda (Bizakaia), que decretó la libertad de los acusados sin medidas cautelares.

La Investigación permanece abierta, al encontrarse indicios de distintos niveles de implicación de los acusados a nivel nacional.

Artículo anteriorDerrota del Casco Viejo Infantil Regional en su último partido como visitante en la 1ª vuelta
Artículo siguienteEl PSOE de Burgos pide a la Junta que destine los fondos europeos a la educación pública, porque sino «se perderán»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí