El caudal del río Ebro en Miranda de Ebro ha alcanzado esta tarde del 8 de diciembre a las 19:30, un máximo de 439 m3/s, tras los repuntes por lluvias en sus afluentes próximos.

Es el segundo episodio de crecida en el alto Ebro, tras las de los días 29-30 Noviembre que elevó el caudal casi a los 900 m3/s

Ante estas crecidas, siempre se plantean soluciones tendentes a paliar los efectos de las riadas y son diversas las soluciones que optan como las más adecuadas para mitigar los efectos de las aguas que discurren sin control por Miranda en momentos de máximos.

Hay que desear que este sea el último suceso y que las administraciones competentes se aúnen y procedan a aplicar soluciones que mitiguen los daños, que crecida tras crecida afectan a tantos mirandeses.

Hoy a las 21 horas la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, ha desactivado la fase de alerta por nevadas en la meseta de Burgos entre otras, quedando Miranda y Treviño todavía en alerta amarilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here