Cuando en la jornada 6, tras vencer al Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López con doblete de Simón, el Mirandés cerró la semana en la quinta posición con 10 puntos, nada hacía presagiar que el equipo emprendería entonces una cuesta abajo que le llevaría, en diciembre, a asomarse al abismo. Y es que, en estos momentos, el Mirandés ha visto reducida su ventaja sobre los puestos de descenso a la mínima expresión.

Acumula 20 puntos el equipo de Lolo Escobar en estos momentos y el primer equipo en posiciones en descenso, el Fuenlabrada, tiene 19, solo uno menos. Tres menos tienen el Amorebieta y la Real Sociedad (17) y con 9, muy descolgado, cierra la tabla el Alcorcón. Los rojillos, de hecho, habrían acabado la jornada en posiciones de descenso de no ser por el triunfo el domingo del Burgos en el Reale Arena ante el ‘Sanse’ (0-1).

La dinámica, ciertamente, es peligrosa y preocupante, y tiene ciertas similitudes con la de la campaña 2016/17, la que dio con los huesos de los jabatos en Segunda B. También en aquella campaña el equipo, entrenado entonces por Carlos Terrazas, sumaba 10 puntos en la jornada 6 y estaba en puestos de play off de ascenso (sexto entonces, quinto en la actual) y comenzó entonces una cuesta abajo importante. Fue, quizás, más pronunciada en aquella campaña, porque los rojillos estuvieron nueve jornadas sin ganar, entre la 8 y la 16, con tres empates y hasta cinco derrotas consecutivas. Pero, en contra de lo que pueda parecer, llegaron mejor los mirandesistas a la jornada 19 en aquel curso: eran décimosextos tras ganar 2-1 al Almería y tenían 22 puntos.

En el actual curso, desde el triunfo en Tenerife, los de Lolo Escobar solo han sumado 10 puntos más. Diez puntos sobre 39 posibles que han llevado a los rojillos al alambre. El equipo de Terrazas primero y Álvarez de los Mozos después había caído a puestos de descenso en la jornada 15, y el de Escobar se ha librado ya en dos ocasiones por deméritos ajenos y no por méritos propios. Aquel equipo tenía serios problemas de cara a gol (solo 19 goles anotados) y encajaba con facilidad (30 recibidos). El actual, pese a tener mucho mordiente (con 26 goles a favor solo hay cuatro equipos de LaLiga SmartBank más realizadores, todos en ascenso o play off), pena por su debilidad atrás, ya que solo el defenestrado Alcorcón (38) supera sus 31 tantos encajados.

Las dudas en torno a Lolo Escobar hace tiempo que se instalaron en la grada y también en el seno del club, ya que semanas atrás hubo una reunión en la que se le pidió una reacción. El equipo la tuvo, primero en cuanto a resultados y después en cuanto a juego. Pero los marcadores no están siendo lo suficientemente buenos y el duelo del próximo lunes en Anduva (21:00 horas) ante la Real Sociedad B podría ser el punto de inflexión. Una derrota llevaría a los rojillos directos a la zona de descenso por primera vez en la campaña y podría conllevar un cambio de rumbo. La sombra del último descenso empieza a ser alargada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here