Era uno de los ocho aspirantes seleccionados para participar en la gran final y el jueves se alzó con el triunfo. El mirandés Carlos Fernández, alumno de segundo curso del grado medio en la Escuela de Hostelería del Instituto Técnico de Miranda (ITM), se impuso en la final del tercer certamen Master Tapas de Pimiento del Piquillo de Lodosa.

El concurso gastronómico, organizado por la Denominación de Origen de esta hortaliza navarra, contaba con ocho aspirantes finales tras una primera fase de selección en la que veinte escuelas de hostelería de toda España presentaron hasta un máximo de tres propuestas de sus alumnos con el piquillo como parte principal de la tapa o elaboración.

De entre todos los candidatos, el jurado seleccionó a Carlos Fernández, que se medía, así, a varias de las mejores promesas de la cocina. Ya era un premio estar el jueves en el Restaurante Aitatxu, pero no se quedó ahí: Fernández fue, para el jurado, el mejor del certamen gracias a su elaboración.

Noches de insomnio, es un cremoso de piquillo en texturas con huevo a baja temperatura, crujiente y perlas de piquillo y parmentier trufada que sedujo el paladar del grupo de expertos, encabezado por Sergio Fernández, encargado de seleccionar la mejor propuesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here