El Ebro empieza a dar un respiro a los mirandeses

Las previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro apuntan a la reducción del caudal y a que el jueves se recupere la normalidad

Desde este mediodía, y tras una madrugada de nerviosismo, la tendencia de caudal en el río Ebro es descendente, lo que permite a Miranda y a la espera de acontecimientos recuperar cierta normalidad. La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) maneja una previsión de reducción progresiva del caudal durante las próximas horas que permita recuperar el jueves la normalidad total.

Al mediodía de hoy, y siempre según los datos actualizados en posesión de la Confederación Hidrográfica del Ebro, la altura del río a su paso por la ciudad es de 5,37 metros y el caudal de 805,37 metros cúbicos por segundo. Esto conllevará que, si se cumplen las previsiones de la CHE, el caudal irá bajando hasta que mañana en torno a las 06:30 horas de la mañana se sitúe por debajo de los 500 m3/s. La tendencia continuará y el jueves se alcanzaría la situación de relativa normalidad, muy alejada a la vivida en las últimas horas.

En este momento la calle Arenal, en el cruce con Ronda del Ferrocarril, sigue inundada y los Bomberos de Miranda continúan trabajando en el achique del agua. Esto se ha producido después de que durante la mañana se tuviera que proceder al tapiado con tablones de madera y sacos de tierra y al achique del agua con bombas. La calle Independencia, por su parte, se cerró al tráfico rodado desde la rotonda de la calle San Francisco hasta el Puente de Carlos III al estar la vía anegada. No obstante, el acceso peatonal al Colegio Aquende se pudo abrir para el acceso de los escolares. También en la calle Arenal, en los números 2 y 4, el agua ha inundado las calles, aunque ambas viviendas, por fortunas, se encuentran vacías.

Destacar, igualmente, que en la confluencia entre las calles Álava y Bilbao esta mañana ha quedado habilitada una pasarela peatonal para el portal afectado, si bien en este punto de la ciudad el agua comienza a retroceder tras estar cortadas al tráfico a primera hora de la mañana. En una de estas calles, Álava, los bomberos tuvieron que evacuar con una embarcación a los residentes de un portal afectado por las inundaciones. También en la calle Los Pinos ha habido problemas, teniendo que desalojar y realojar posteriormente a una persona.

Según refiere el Ayuntamiento de Miranda, los bomberos y los servicios municipales movilizarán los medios necesarios para realizar las labores de limpieza precisas en las calles inundadas a medida que el agua retroceda de nuevo hacia el cauce.

A esta situación se ha llegado después de que durante la pasada madrugada se registrara un incremento del caudal del río Ebro a su paso por Miranda importante que ha obligado a los departamentos municipales relacionados con Seguridad Ciudadana y Obras y Servicios a mantenerse activos y alerta.

Bayas y Zadorra

En cuanto al resto de río del término municipal mirandés, el Bayas sigue descendiendo en su caudal, con un registro de 120,53 metros cúbicos por segundo y 2,97 metros según los últimos datos. Esto evidencia del importante y rápido descenso en el caudal, ya que a primera hora de la mañana los datos referidos por la CHE eran de 149,32 metros cúbicos por segundo y 3,42 metros.

Además, el agua comienza a remitir en la campa anexa al río Zadorra, que en la cuenca alavesa continúa arrojando una tendencia a la baja. A su paso por Miranda el dato de caudal a primera hora de la mañana era de 246 metros cúbicos por segundo.

Artículo anteriorEl Mirandés busca sensaciones en la Copa del Rey
Artículo siguienteUn cementerio en recuerdo de las víctimas de la violencia machista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí