La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Miranda (Aremi) ha presentado esta mañana en sociedad, junto con el Ayuntamiento mirandés, CaixaBank y su Obra Social, la Fundación Caja de Burgos y la Fundación Gutiérrez Manrique, la ampliación de su sede. Abrir el espectro de adicciones tratadas desde el alcoholismo a todo tipo (con la ludopatía ganando protagonismo creciente) y a los municipios de la comarca hizo que desde hace años el local del que disponían en la calle Almacenes 16 se quedara pequeño, lo que motivó que hace varios meses el Consistorio le cediera el contiguo.

“Aunque en estos momentos pueda parecer una sala amplia, había tardes en las que era necesario hacer dos filas o incluso turnos para poder tratar y dar atención a todos los usuarios de Aremi, lo que motivó al Ayuntamiento a cederles un nuevo local”, ha apuntado en el acto Pablo Gómez, edil de Servicios Sociales de Miranda. Gómez ha destacado, igualmente, el “grandísimo trabajo” que la asociación hace por la ciudad y su entorno para tratar a los adictos, que abarcan, ha lamentado, “cada vez también a gente más joven”, sobre todo por la importante penetración del juego online en los adolescentes, una situación que múltiples asociaciones han señalado como un gran problema.

Y es que Aremi cuenta con un local cedido por el Ayuntamiento desde el año 2015 que, por desgracia, se ha quedado pequeño, algo que llevó a la asociación a solicitar al Consistorio más espacio. Ya en marzo anunció el portavoz municipal, Miguel Ángel Adrián, que la Junta de Gobierno había decidido cederles también la lonja contigua, en el número 14 de la misma calle, y esta mañana se ha presentado y mostrado a los medios el resultado de los trabajos realizados.

En la sede de esta entidad sin ánimo de lucro se desarrollan actividades con finalidad asistencial para la prevención y sensibilización de esta enfermedad y para garantizar la reinserción de sus usuarios. Durante 2020, según la memoria de la propia asociación, trató a 115 personas, de las que 91 son hombres y 24 mujeres. Del total, 26 eran nuevos usuarios (20 hombres y 6 mujeres), lo que evidencia el creciente problema detectado.

En el mismo periodo se desarrollaron 42 terapias de grupo dirigidas a familias de personas enfermas, cuatro jornadas de videofórum participativo con usuarios y un taller bajo el nombre ‘Empoderando al codependiente’, además de llevar a cabo diferentes talleres psicosociales para la rehabilitación de los usuarios y mantener activo su servicio de sensibilización comunitaria, un grupo de trabajo para el desarrollo personal intensivo, un grupo de habilidades parentales y una actividad de musicoterapia aplicada a la rehabilitación de adicciones.

Rafael Sánchez, presidente del Aremi, ha mostrado durante el acto su agradecimiento por la colaboración de las instituciones públicas y privadas presentes, que “cooperan” para que Aremi pueda continuar con su labor de rehabilitación y prevención de las adicciones. “Durante años nos hemos tenido que adaptar a lo que teníamos”, algo que ahora se soluciona con la ganancia del nuevo local para ampliación de la sede. Y ha tenido unas palabras especiales de agradecimiento para José Luis Solana, también presente, quien ha realizado diferentes aportaciones y donaciones a lo largo de los años para ayudar a Aremi. “Quiero expresar mi reconocimiento a Aremi, con Rafa (Sánchez) a la cabeza, por la gran labor tan importante que están haciendo en algo tan sensible y dedicado” como las adicciones, un trabajo “que creo que debería agradecer todo Miranda”, ha aseverado el propio Solana.

También quiso “felicitar y agradecer” a Aremi su trabajo por Miranda y su comarca Ramón Alegre, director del Foro Solidario y representante de las Fundaciones caja de Burgos y Gutiérrez Manrique, quien trasladó el recuerdo y apoyo del presidente de dichas instituciones, el mirandés Ginés Clemente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here