El Ayuntamiento de Miranda de Ebro ha habilitado en el cementerio nuevo un jardín en recuerdo a los bebés fallecidos durante la gestación (intraútero) o días después de su nacimiento.

Este espacio tiene como objetivo dotar a las familias de un lugar donde poder recordar a su bebé fallecido y dar visibilidad al duelo que viven padres y madres, y también familias, que sufren la pérdida de un hijo antes o después de su nacimiento.

En este punto se ha plantado un almendro, ya que este árbol tiene relación a nivel simbólico con la gestación, puesto que su periodo de floración es de nueve meses. Rodeando a este árbol se ha dispuesto una serie de piedras donde las familias podrán escribir el nombre de su hijo y la fecha de nacimiento.

Dentro del jardín se ha colocado un a placa en la que se puede leer: “En homenaje a los bebés que duermen en los recuerdos”.

Una petición del Hospital Santiago Apóstol

Esta actuación se ha realizado a petición del grupo de trabajo que sobre el duelo perinatal se ha creado en el Hospital Comarcal Santiago Apóstol. Este grupo ha elaborado una guía de atención y acompañamiento al duelo perinatal. Con este precioso homenaje, el Ayuntamiento de Miranda de Ebro se une a otros municipios del país, como Tarrasa o Montjuic, en Barcelona; Altafulla y Torredenbarra, en Tarragona; Cervera, en Lérida; Oviedo; Derio, en Vizcaya; o Boadilla del Monte, en Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here