El Ayuntamiento de Miranda de Ebro ha habilitado en el cementerio nuevo un jardín en recuerdo a los bebés fallecidos durante la gestación (intraútero) o días después de su nacimiento.

Este espacio tiene como objetivo dotar a las familias de un lugar donde poder recordar a su bebé fallecido y dar visibilidad al duelo que viven padres y madres, y también familias, que sufren la pérdida de un hijo antes o después de su nacimiento.

En este punto se ha plantado un almendro, ya que este árbol tiene relación a nivel simbólico con la gestación, puesto que su periodo de floración es de nueve meses. Rodeando a este árbol se ha dispuesto una serie de piedras donde las familias podrán escribir el nombre de su hijo y la fecha de nacimiento.

Dentro del jardín se ha colocado un a placa en la que se puede leer: “En homenaje a los bebés que duermen en los recuerdos”.

Una petición del Hospital Santiago Apóstol

Esta actuación se ha realizado a petición del grupo de trabajo que sobre el duelo perinatal se ha creado en el Hospital Comarcal Santiago Apóstol. Este grupo ha elaborado una guía de atención y acompañamiento al duelo perinatal. Con este precioso homenaje, el Ayuntamiento de Miranda de Ebro se une a otros municipios del país, como Tarrasa o Montjuic, en Barcelona; Altafulla y Torredenbarra, en Tarragona; Cervera, en Lérida; Oviedo; Derio, en Vizcaya; o Boadilla del Monte, en Madrid.

Artículo anteriorDos mirandeses más identificados entre los restos de La Pedraja
Artículo siguiente68 nuevos empleos en la Azucarera de Miranda para cubrir la campaña

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí