El Protocolo comprende múltiples materias de actuación, desde la atención sanitaria, protección civil y educación hasta infraestructuras o medioambiente, entre otras. El acuerdo, que busca la eficacia en la prestación de servicios esenciales a través de los principios de colaboración y cooperación, culminará con la firma de los presidentes de ambas comunidades en próximas fechas.

Esta mañana el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, ha mantenido un encuentro con la consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno, Olatz Garamendi Landa, para ultimar los detalles que darán por finalizado el contenido del ‘Protocolo General de colaboración’ entre ambas comunidades y que tiene por objeto reforzar la prestación de servicios en los dos territorios. A la reunión, en la sede del Gobierno Vasco, han asistido también el secretario general de Presidencia de la Junta de Castilla y León, Santiago Fernández, y su homólogo en la Lehendakaritza, Jesús Peña.

Principal objetivo

“El principal objetivo que buscamos en Castilla y León con la culminación de este tipo de protocolos es diluir el efecto ‘frontera’ con las comunidades limítrofes, de esta forma aseguramos a nuestros paisanos una correcta prestación de los servicios esenciales vivan donde vivan. En el caso del protocolo con el País Vasco, reeditamos una colaboración que se firmó en 2012 y que traemos al presente, para dar respuesta a las necesidades actuales de los vecinos de ambas comunidades”, aseguró Ibáñez.

El contenido del protocolo comprende múltiples materias, desde la atención sanitaria de urgencias y transporte sanitario, coordinación socio sanitaria, protección civil, educación, igualdad e infraestructuras, hasta industria e investigación, medioambiente y sector primario, entre otras áreas de interés para las personas de Castilla y León y el País Vasco.  

El consejero ha ensalzado el trabajo que ambas administraciones han realizado en los últimos meses para poder ultimar el texto definitivo que suscribirán el presidente Alfonso Fernández Mañueco y el lehendakari Iñigo Urkullu en próximas fechas, “el contenido del protocolo es el resultado del esfuerzo en la colaboración entre dos gobiernos que miran al futuro con ánimo decidido por mejorar la calidad de vida de las personas, y que viene a refrendar uno de los principales objetivos del Gobierno de Mañueco, que no es otro que proteger a las personas de Castilla y León”.

La situación en Miranda de Ebro

Este nuevo protocolo tendrá especial influencia en Miranda de Ebro. La condición de limítrofe de la ciudad mirandesa con los territorios vascos ha provocado diferentes situaciones conflictivas que se espera que mejoren tras la firma del nuevo acuerdo.

Especialmente conflictivo está siendo en los últimos tiempos la actuación de los servicios de emergencias y de los bomberos. Miembros del cuerpo de extinción y salvamento del Ayuntamiento de Miranda de Ebro han reclamado un protocolo más concreto de actuación para evitar situaciones en las que “se podría ahorrar tiempo y salvar vidas”, tal y como hicieron saber a Lademiranda.com.

También será importante este nuevo acuerdo en materia sanitaria. No solo para los servicios más urgentes, sino también, presumiblemente para determinados servicios básicos de asistencia especializada que se están produciendo ante la falta de médicos en la capital mirandesa. En este sentido, estos acuerdos ya se encuentran operativos en localidades, también burgalesas, como Espinosa de los Monteros y Valle de Mena.

Artículo anteriorEl Mirandés, a “limpiar” la cabeza
Artículo siguienteLos contagios de Covid se triplican en Miranda en una semana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí