Corrían las dos de la madrugada de este lunes cuando algunos vecinos del número 61 de la Calle Santa Lucía de Miranda de Ebro se despertaban alarmados. Un contenedor de muebles situado frente a su portal estaba ardiendo. Al parecer, los vándalos habían vuelto a hacer de las suyas en Miranda de Ebro. Otra vez con el fuego como elemento, al igual que en el incendio de este verano en el Parque Machado.

El contenedor lleno de muebles y enseres, procedentes de un piso recientemente desalojado por impagos, ardía y obligaba a los bomberos de Miranda de Ebro a intervenir. Acudía la dotación de protección contra incendios para apagar el contenedor y su contenido mediante el uso de espumas durante la madrugada y tras recibir el aviso de los vecinos. Un aviso que tuvo que repetirse a primera hora de la mañana puesto que del contenedor seguía emanando humo de las brasas aún existentes.

Junto a los bomberos, y ya a primera hora de la mañana, ha acudido una dotación de la Policía Nacional, con el fin de levantar atestado e informe fotográfico, para averiguar tanto las causas como los causantes de un nuevo caso que apunta al vandalismo en la capital del Ebro.

Artículo anteriorMiranda presenta sus III Jornadas de Memoria Histórica
Artículo siguienteMiranda retoma la Fiesta de la Manzana Reineta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí