El Club Mirandés de Montaña Novadiet (CxmcmmTeam) se ha proclamado este fin de semana campeón de Castilla y León por clubes en carrera vertical. Una apasionante disciplina que obliga a sus competidores a luchar contra la naturaleza entre escarpados riscos e importantes desniveles hasta llegar a la meta.

La prueba tuvo lugar en el Parque Nacional de Guadarrama, dentro de la carrera Peñalara Vertical Trail, en la provincia de Segovia. Los corredores disputaron el título sobre un recorrido de 10 kilómetros con partida en la localidad de la Granja de San Ildefonso, a 1100 metros sobre el nivel del mar, y llegada en la subida al Peñalara, a 2420 metros sobre el nivel del mar. 1320 metros de desnivel en un recorrido plagado de dificultades.

La carrera

La carrera de 10.000 metros de distancia daba comienzo en la localidad segoviana de La Granja a las 9:13 horas de la mañana. Lo hacía mediante una salida neutralizada de 2,5 kilómetros que dieron paso a continuación a una dura cronometrada durante los 7,5 kilómetros restantes. La táctica del equipo mirandés se basó en la salida por parejas de sus miembros, siendo Igor Ayala y Juan Rodríguez Medina los primeros en tomar la salida. A ellos les siguieron, también por parejas, sus compañeros de equipo en tramos de 20 segundos.

El crono comenzaba a correr a partir del paraje de “El Rincón del Abuelo”, a 1350 metros de altitud, cuando aún no había empezado la parte más dura del recorrido. Rodríguez Medina marcaba el ritmo, Ayala lo aguantaba. El paso por los pinares de la parte más baja del recorrido permitía una unión entre ambos corredores que se mantuvo hasta aproximadamente la mitad del recorrido cuando Rodríguez, miembro de la selección de Castilla y León, se escapó de su compañero que fue neutralizado por los otros cinco componentes del club.

La parte más dura

La parte más dura del recorrido llegaba con la subida al Collado, roqueros de caliza y pizarra obligaban a los competidores a utilizar sus manos como apoyo a las piernas para seguir escalando rápidamente en busca del triunfo final. Quedaban solo dos kilómetros para llegar a meta cuando Martín Santamaría impuso su fuerza para lograr alcanzar y posteriormente rebasar a Ayala antes de llegar a la cresta, convirtiéndose así y a la postre en el segundo clasificado de entre los miembros del equipo mirandés.

Los mirandeses consiguieron, merced a la buena actuación de todos sus miembros colgarse el oro en el pódium regional tras acabar la carrera, todos ellos, entre los 23 primeros clasificados. Lo hicieron, además, en una carrera dura donde la pendiente media superaba el 14% de desnivel.

Juan Rodríguez Medina fue el primero de los clasificados, logrando la décima plaza individual con un tiempo de 1 hora y un minuto en meta. A Rodríguez, que también es técnico de la Federación de Montaña de Castilla y León, le siguieron Martin Santamaría, Igor Ayala Ogueta, Asier del Pozo, Gabriel García Pallas y David García del Olmo.

El título individual fue para el corredor del CD Montañera Zamorana, Daniel Sanz Sanfructuoso.

Éxito en solo dos años

El Club Mirandés de Montaña Novadiet de Miranda de Ebro ha logrado un importante éxito en dos años de vida. Dos años que no son reales, pues su fundación tan solo se remonta a 2019 y el 2020 lo tuvieron que pasar prácticamente en blanco merced a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

Todo surgió porque varios de los miembros del equipo eran parte del comité organizador de la carrera local de montaña y decidieron dar un paso más, creando el club y afiliándolo a las Federaciones Española y Castellano y Leones de Deportes de Montaña. Allí estaban Igor Ayala y Juan Rodríguez Medina, dispuestos a que los mirandeses tuviesen un club propio para disfrutar de su deporte favorito.

Futuro

Un sueño, el de estos dos jóvenes que va creciendo día a día, un sueño del que formaban parte 10 miembros tras el levantamiento de las restricciones sanitarias iniciales y que ahora ha duplicado su tropa. Son 5 mujeres y 15 hombres los que actualmente completan la plantilla del club y sus miembros ya se están planteando la posibilidad de crear una escuela deportiva en la capital del Ebro.

Una escuela que es sólo el primero de los deseos de los mirandeses, puesto que más adelante aseguran “soñar” con ser uno de los nodos reconocidos por la Federación de Montaña de Castilla y León para la formación y descubrimiento de nuevos talentos. Un nodo, el mirandés, que se uniría a los ya existentes en localidades como la de Guardo, o al existente en León, y que se configuraría como el primero de la provincia burgalesa y que permitiría ser centro de ojeadores en busca de talento, talento que crecería en Miranda y que contaría con la opción de poder seguir formándose en el Centro de Tecnificación Regional de la Federación de Montaña de Castilla y León.

Mientras todo esto ocurre, Igor Ayala anima a todos los mirandeses a que se acerquen a la carrera vertical, “es un deporte muy bonito que permite a sus participantes estar en contacto directo con la naturaleza”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here