Este jueves comenzaron a venderse los primeros test de antígenos de venta libre en las farmacias de Miranda de Ebro. Se trata de un test de autodiagnóstico que no precisa de receta médica, y que permite descartar o confirmar un posible caso positivo.

Aunque la llegada de estos test ha sido tímida, y por el momento se venden bajo demanda, los mirandeses sí han acudido a las farmacias a comprar el test. Entre sus mochos beneficios está el diagnóstico temprano de la Covid-19, ya que confirma un posible positivo pocos minutos después de realizarse la prueba.

Teresa Prior, gerente de la farmacia Prior, ubicada en la calle La Estación, ha confirmado que en pocas horas se agotaron las primeras unidades. «Por el momento trabajamos bajo demanda, porque según nos llegan los test les vendemos. Ayer recibimos cinco y les vendimos en una hora, y hoy hemos recibido otros quince, y les hemos vendido en dos horas».

Y es que según la farmacéutica, la medida se presenta como una forma eficaz de autodiagnóstico, permitiendo detectar positivos de pacientes que son asintomáticos. «Es una medida muy eficaz de prevención. La gente lo usará cuando tengan reuniones o cuando hayan estado en contacto con un posible positivo», advierte Prior.

Los test se pueden realizar en la misma farmacia o por nuestra cuenta en casa, si bien la mayoría de los mirandeses han preferido hacer uso del mismo en su domicilio. «Se lo llevan y se lo hacen desde casa», ha puntualizado. En este sentido advierte de que su uso es muy sencillo, si bien el test debe realizarse durante los primeros siete días desde la infección o en los primeros días tras aparecer síntomas.

Para ello habrá que seguir las instrucciones de uso de cada fabricante, recogiendo una muestra nasofaríngea y se colocándola en el tubo de extracción. Después el hisopo que hemos metido en la nariz se disuelve durante un minuto en el líquido y se coloca la solución en el test que mostrará el resultado en un plazo de 15 minutos. La línea de control (C) debe ser visible indicando que el test es correcto. Si aparecen dos líneas horizontales el test será positivo.

Si el resultado del test es positivo, habrá que ponerse en contacto con las autoridades sanitarias para que declaren el contagio. Por el momento, tal y como confirmaba ayer el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, se está trabajando en el protocolo para poder informar y confirmar positivos de estos autotest.

Por el momento el Gobierno no ha establecido un precio fijo, si bien oscila entre los 6 y 11 euros.

Artículo anteriorCs pide al Ayuntamiento que devuelva el importe de las multas del primer estado de alarma
Artículo siguienteEl grupo Canino de Miranda inaugura el miércoles su campo de entrenamiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí