La quinta ola de la pandemia de la Covid-19 sigue muy presente en Miranda de Ebro, donde los contagios han comenzado a remitir lentamente tras alcanzarse a finales de la pasada semana un máximo, pero por el contrario la incidencia acumulada y el número de personas hospitalizadas sigue al alza. En las últimas 24 horas se han notificado en el conjunto de Castilla y León 1.595 nuevos positivos, de los que 410 son de Burgos, que sigue siendo la provincia más castigada con una incidencia acumulada a catorce días de 1.627,3, aún así 30 puntos inferior a ayer. También la regional ha caído ligeramente, estableciéndose en 888,2.

En el caso de Miranda, la tendencia parece ser en estos momentos decreciente, como atestiguan los 231 nuevos positivos de la última semana que recoge el Portal de Datos Abiertos frente a los 236 de ayer y los 251 de los días precedentes, tope de esta ola. Son, pues, cinco días sin que la estadística crezca y dos en línea descendente, datos para el optimismo de que lo peor del momento haya pasado ya.

Este descenso, sin embargo, no se traduce aún en la tasa de incidencia acumulada, que ha subido 81 puntos más y ya es de 1.252,8, ni en hospitalizaciones de pacientes Covid en el Santiago Apóstol, que siguen creciendo y con dos nuevos ingresos y una única alta, se sitúan en una decena, el dato más elevado desde inicios de mayo, hace más de dos meses.

Artículo anteriorLos mayores de 40 años sin vacunar, citados el domingo en Burgos
Artículo siguientePintan con barniz deslizante la pista de skate del parque Emiliano Bajo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí