La Junta de Castilla y León ha descartado por el momento la toma de nuevas restricciones para contener el avance de los contagios en la Comunidad, y más concretamente en municipios como Burgos o Miranda de Ebro, donde la quinta ola de la pandemia está desbocada.

Sin embargo el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha anunciado que el Consejo de Gobierno de este jueves ha aprobado la creación de un grupo de trabajo para analizar la situación y valorar nuevas propuestas que hagan frente al gran aumento de contagios.

Se trata de un grupo de trabajo, que se reunirá hoy mismo por primera vez, y en el que participarán el consejero de Fomento, la consejera de Sanidad y los expertos, quienes plantearán nuevas restricciones y medidas que deberán acordarse en última instancia en Consejo de Gobierno.

De esta forma Francisco Igea ha descartado aplicar por el momento las medidas del semáforo Covid, aumentando en la Comunidad el nivel de alerta sanitaria y las restricciones, porque de esta forma se castigaría, insiste, a sectores como el hostelero o el turístico, que no son focos de contagio.

Al mismo tiempo el vicepresidente de la Junta ha vuelto a lamentar el poco margen de maniobra de las comunidades autónomas para tomar medidas más restrictivas, como el toque de queda o la limitación a la movilidad de la ciudadanía.

Igea ha recordado que sobre el toque de queda, los servicios jurídicos de la Junta ya se han pronunciado, desaconsejando solicitar esta medida. Tampoco se aplicarán medidas sobre el ocio nocturno, para no castigar al sector, y ha recordado que siguen vigentes las restricciones aprobadas la semana pasada.

Artículo anteriorMiranda, entre las zonas blancas que pueden recibir ayudas para la extensión de la banda ancha
Artículo siguienteSegunda dosis para los nacidos entre 1976 y 1982 el sábado 24

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí