La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados (AREMI) de Miranda de Ebro, ha atendido durante 2020 a un total de 115 personas en diferentes grupos de terapia para enfrentarse a la enfermedad del alcoholismo. Del total de usuarios, 91 fueron hombres y 24 mujeres. Así se desprende de la memoria de actividad de la asociación durante el pasado año.

Según esta información, en 2020 se incorporaron a la actividad del colectivo 26 usuarios nuevos, 20 hombres y 6 mujeres, que han participado en las diferentes programas y terapias que organiza la entidad.

AREMI es un colectivo formado por alcohólicos rehabilitados de Miranda y la comarca, respaldado por un equipo de profesionales, que luchan contra el alcoholismo como enfermedad social. Esta entidad sin ánimo de lucro se dedica al desarrollo de actividades con finalidad asistencial, para la prevención y sensibilización de esta enfermedad y para garantizar la reinserción de sus usuarios.

Sus objetivos son disminuir las repercusiones derivadas de la dependencia al alcohol, tratar la enfermedad del alcoholismo para conseguir una rehabilitación psicosocial, y favorecer la creación de la conciencia social sobre esta problemática.

Y lo hacen a través de diferentes servicios, como el de acogida con información, orientación y asesoramiento a la persona enferma, el servicio de gestión, coordinación y planificación de actuaciones, el trabajo en red, la formación profesional y su servicio de atención a las familias.

El principal Programa que desarrolla AREMI es el de Rehabilitación, en el que se ocupa de todas aquellas personas que acuden a la asociación por problemas de alcoholismo, así como sus familiares.

Durante 2020 han organizado un total de 42 terapias de grupo dirigidas a familias de personas enfermas, cuatro jornadas de videofórum participativo con usuarios, y un taller bajo el nombre «Empoderando al codependiente» donde se ha trabajado en determinados aspectos de la codependencia que requieren intervenciones más específicas para la comprensión de la enfermedad en la familia. También han llevado a cabo diferentes talleres psicosociales para la rehabilitación de los usuarios.

Al mismo tiempo han mantenido su servicio de sensibilización comunitaria, un grupo de trabajo para el desarrollo personal intensivo, un grupo de habilidades parentales y una actividad de musicoterapia aplicada a la rehabilitación de adicciones.

El Ayuntamiento de Miranda de Ebro aprobó ayer la justificación del convenio con AREMI para el desarrollo de estas actividades durante 2020, con una subvención anual de 40.800 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here